Descargar el Proyecto

PDF_downlaod

En 2016 se cumplirán cincuenta años de la fundación del Museo Español de Arte Abstracto en Cuenca, que ubicado con una valentía y una visión inusitadas en las Casas Colgadas, se ha convertido con el paso del tiempo en seña de identidad cultural, turística y social de nuestra ciudad.

La importancia histórica, presente y futura de este Museo es de tal dimensión, que creemos que tal efeméride debe ser celebrada como el hito que realmente es, y aprovechada como revulsivo para relanzar la actividad cultural, y económica de Cuenca.

Son tiempos difíciles para Cuenca, como lo eran aquellos años 60 del siglo pasado. El Museo de Arte Abstracto supuso abrir una ventana al mundo, y de repente, merced a la colaboración y al encuentro de  voluntades y posiciones ideológicas aparentemente situadas en las antípodas, millones de personas en todo el mundo supieron de la existencia de este auténtico monumento que es nuestro Casco Antiguo, como epicentro de una provincia repleta de atractivos naturales, monumentales y humanos.

El Cincuentenario del Museo debe convocar de nuevo a todos los conquenses que creen en la convivencia, en el encuentro, en el trabajo en común, para reivindicar el futuro a través de lo que debe seguir siendo nuestra mejor imagen al mundo: una red de museos, fundaciones, monumentos y acogida que convierten a un Casco Antiguo Patrimonio de la Humanidad en la más atractiva concentración de arte abstracto del mundo, en plena convivencia con el arte religioso, el arte gótico y el arte barroco, en perfecta armonía con un entorno natural sencillamente único.

Al igual que Toledo, Cuenca cuenta con Real Patronato por la condición de Patrimonio de la Humanidad de su casco histórico; entendemos por tanto que la organización debe seguir el modelo de la conmemoración “Greco 2014”, con la creación de una Fundación con la participación de Instituciones y empresas, con el liderazgo de la Fundación Juan March.

Es intención de los promotores de esta iniciativa constituir los grupos de trabajo necesarios para elaborar un panel de eventos conmemorativos, así como propuestas, incluso de infraestructuras culturales, que permitan aumentar la proyección y la imagen del Museo, al tiempo que se conforman eventos e infraestructuras cuyo alcance se proyecte más allá de los actos conmemorativos.

Por eso nos hemos reunido con la finalidad de impulsar esta idea y plasmarla en un gran proyecto que ilusione a nuestros conciudadanos y a las Instituciones, y devuelva a Cuenca la vitalidad perdida, haciéndonos salir de la atonía en que nos encontramos.

Este proyecto queda abierto desde este momento fundacional a cualquier incorporación que sume esfuerzos, talentos y capacidades.

Pretendemos, desde la sociedad civil, convocar a las Instituciones públicas a la colaboración y compromiso con el Cincuentenario. Es de justicia, porque Cuenca está en deuda con su Museo de Arte Abstracto, y es de necesidad, porque Cuenca necesita hoy, si cabe más que ayer, de impulso y proyección. Unos actos conmemorativos que supongan un revulsivo a un proyecto nacido de la inteligencia visionaria de sus fundadores, y que merece consolidarse en la cultura del siglo XXI.

Con la realización de este evento queremos poner a Cuenca en el mapa mundial y recuperar lo que supuso para esta ciudad la creación de este Museo, que significó un hito histórico y cultural de primera magnitud, revitalizando la cultura y la economía de la ciudad.